Relatos Cortos

MÁSCARAS

-Si terminas creyéndote tus propias mentiras, terminarás perdiéndote en ti mismo-

[...hoy día, en mi opinión, debería considerarse ser de valientes ser uno mismo.]



¿No os cansáis de vuestras máscaras? 

¿De mostrar una sonrisa sin sentirla? 

¿De poner palabras en vuestra boca que en realidad no pensáis? 

Nos hemos acostumbrado tanto a vivir en un mundo de disfraces que lo hemos normalizado en nuestra vida. Escondemos nuestra verdadera esencia por temor a ser juzgados, criticados y rechazados. Y la sociedad en que vivimos, la verdad es que no nos lo pone más fácil para mostrarnos tal y como somos. 

Nos regimos por modas estúpidas y sin sentido. Por prejuicios que solo acrecientan nuestros miedos. Y crecemos con falsas ideas sobre el amor, la belleza y la felicidad que nos venden sin discriminación alguna. Así que hoy día, en mi opinión, debería considerarse ser de valientes ser uno mismo. Casi una especie en extinción. 

No considero que tener una máscara sea malo, de hecho ya he explicado en estas líneas lo difícil que es no llevarla. A veces puede ser un escudo para protegernos del resto del mundo. En algunos casos, incluso una herramienta de supervivencia para poder caminar entre esta falsa sociedad liberal-moderna que aún esconde muchos tabúes. 

Sin embargo, aunque todos (o casi todos) cargamos con nuestra propia máscara, luchando con nuestros fantasmas internos. De quien tenemos que tener cuidado son de los encantadores de serpientes. Aquellas personas que tienen varias máscaras a la vez. Y lo peor de todo, que son conscientes de ello. Cuanto más intentan convencerte de lo encantadoras y maravillosas que son por fuera, más podridas están por dentro. 

Seguro que en este momento te vino alguien a la mente que encaja con ese perfil. Yo no sé vosotros pero estoy muy cansada de esas personas, de verdad. Estoy cansada. 

Por qué sé cómo me critican a mis espaldas, cómo utilizan cada palabra envenenada para darle la vuelta a la historia. Y lo más irónico es que, una vez que logras sacarlas de tu vida, en el futuro vuelven a aparecer. Con otro nombre, otro rostro, otro disfraz. Diferentes personas pero a la vez el mismo encantador de serpientes. Los mismos trucos y artimañas de siempre. 

Lo único bueno que encuentro de esto, es que con cada uno que aparece en mi vida, me vuelvo más fuerte.

-Miss Story-

Comentarios

Entradas populares de este blog

Novelas Online

Índice

Capítulo 4: Parte 7