Relatos Cortos

Soy quién sostiene la pluma.


- Pero no puedo evitarlo, prefiero ir de cara que de espaldas en esta vida.-


[Después de todo, la vida es así, nos separa y nos vuelve a unir]



Soy como una sola pieza, lo que ves es lo que soy. No me escondo y digo lo que pienso. Directa y clara, si quieres saber mi opinión siempre te seré franca. Y si no la quieres, también lo seré igualmente. 

Aunque a veces mi propia sinceridad me traiciona y termino metiendo la pata con ciertas personas. Pero no puedo evitarlo, prefiero ir de cara que de espaldas en esta vida. Y que pase lo que tenga que pasar. 

Así es como mi círculo de amigos se reduce cada año, pues hay quienes prefieren una bonita amistad falsa, pero bonita, a una amistad sincera, pero verdadera. Porque la verdad no es para todo el mundo. Eso es otra cosa que aprendí con el transcurrir del tiempo.

¡Ah! Pero no os preocupéis, porque por cada quién que pierdo, siempre aparece alguien nuevo. Una nueva experiencia, un capítulo nuevo, una nueva amistad, uno más en la lista de aprendizajes de la vida.

Pues a todas aquellas personas que me he ido encontrando por el camino les doy gracias, en especial a las que me decepcionaron. Gracias a esas he aprendido muchas cosas sobre las relaciones. Aunque hay quién las llamará “Lecciones de vida”. 

Ese tipo de personas me enseñaron cosas como; Que los amigos vienen y van. Que son muchos los que serán pasajeros. Temporales como un fugaz verano. Y que los realmente importantes, aquellos que permanecerán a tu lado da igual la distancia o el tiempo, los podré contar con los dedos de una mano. 

Después de todo, la vida es así, nos separa y nos vuelve a unir. Caminos que se bifurcan repletos de piedras y montañas, con miles de flechas señalando una y otra dirección. Y tú el único responsable para decidir que montañas subir, que caminos elegir, hasta cuántas veces tropezar con la misma piedra (Porque sí, una segunda puede ser casualidad pero una tercera ya es elección tuya).

Para mí la vida es una constante cadena de acontecimientos y decisiones que nos llevan a donde queremos estar, y a la persona que seremos el día de mañana. Pero recuerda que el futuro es incierto y nunca sabremos lo que nos depara el final del camino hasta que lleguemos a él. 

Las decisiones que tomes en tu día a día, por pequeñas que sean y estúpidas que parezcan, te acercarán o te alejarán más de esa imagen que deseas de ti mismo. El futuro todavía no está escrito, solo lo escribes tú. 

Recuerda; tú eres quien sostiene la pluma.

Y ahora… ¿Quién quieres ser?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Novelas Online

Índice

Capítulo 4: Parte 7